Un mundo en evolución gracias al amor - EL MUNDO

20 may. 2015


El amor es un estado mental que empieza dentro de la propia persona. Si uno se quiere a sí mismo, podrá entonces querer a los demás. Pero ese amor no radica en conseguir un fin propio, ese amor no significa ver o utilizar a los demás como un objeto, sino que radica en considerar al otro como un sujeto, como una persona. Es decir, el amor no es utilizar a los otros para beneficio propio, sino animarlos, inspirarlos y ayudarles a que desarrollen todo su potencial. Esta es la idea principal que defiende el neurobiólogo y divulgador alemán Gerald Hüther, en su último libro La evolución del amor. «El amor es la única manera que tenemos para desarrollar el verdadero potencial de los demás», afirma contundente a este periódico...

(Para seguir leyendo, pincha aquí)


0 comentarios:

Publicar un comentario