Día del trabajador: ¿por qué se celebra el 1º de mayo? - Wikipedia

1 may. 2016


El Día Internacional de los Trabajadores oPrimero de Mayo, es la fiesta por antonomasía del movimiento obrero mundial. Es una jornada que se ha utilizado habitualmente para realizar diferentes reivindicaciones sociales y laborales.
Desde su establecimiento en la mayoría de países (aunque la consideración de día festivo fue en muchos casos tardía) por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago. Estos sindicalistas anarquistas fueron ejecutados en Estados Unidos por su participación en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido tres días más tarde, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket. En la actualidad es una fiesta reivindicativa de los derechos de los trabajadores en sentido general, y se celebra en muchos países.             
(Para seguir leyendo pincha aquí)

Ponte a prueba: Shakespeare o Cervantes, ¿sabes quién dijo qué? - BBC Mundo

23 abr. 2016
William Shakespeare y Miguel de Cervantes Saavedra no sólo crearon obras maestras de la literatura mundial. También dejaron un tesoro de dichos, pensamientos y reflexiones sobre un sinnúmero de aspectos de la condición humana.
Sus personajes inolvidables comentaron sobre el amor, la amistad, la esperanza, la guerra, la paz y la vida, entre muchas otras cosas.
Son conceptos llenos de sabiduría, profundos y hasta cómicos que resuenan 400 años después de la muerte de estos dos gigantes de la literatura, que se conmemora este 22 y 23 de abril.
Aquí hay 10, ¿podrías identificar a cuál de los dos pertenecen?
(Para seguir leyendo, pincha aquí)

Cervantes y Shakespeare en el IV centenario de su muerte - EL PAÍS

Historia de un Oso - Gabriel Osorio (Punkrobot Studio)

3 mar. 2016

Muere Umberto Eco, el humanista total - EL PAÍS

20 feb. 2016



A los 84 años, y sin perder en ningún momento la curiosidad crítica, murió anoche en Milán el escritor, filósofo y semiólogo italiano Umberto Eco. La noticia fue comunicada al diario italiano La Repubblica por la familia. Falleció a las 22.30 en su casa. El autor de obras imprescindibles como El nombre de la rosa, en 1980, o El péndulo de Foucault, en 1988, había nacido en Alessandria el 5 de enero de 1932. La última de las obras de su fecunda carrera como autor de novelas de éxito y ensayos de semiótica, estética medieval o filosofía, fueNúmero cero, una mirada crítica del gran experto de la comunicación sobre una crisis del periodismo que, advertía, empezó “en los cincuenta y sesenta, justo cuando llegó la televisión”.

(Para seguir leyendo, pincha aquí)