El campeón vale por 10 - EL PAÍS

25 may. 2014

La Copa de Europa fue tan consecuente con su historia que por décima vez coronó al Real Madrid, su rey de reyes, y condenó al Atlético de forma tan cruel como hace cuatro décadas. Entonces, también los rojiblancos se quedaron a unos segundos del trono. Esta vez no fue un alemán de talla alta quien frustrara a las gentes colchoneras, sino Sergio Ramos, un andaluz de puro cromosoma madridista, quien mandó el partido a la prórroga cuando el Atlético ya descorchaba el título gracias a un gol de Godín. Bale, Marcelo y Cristiano lo vapulearon en el tiempo de prolongación, en pleno éxtasis blanco, el color que impregna a la Copa de las Copas.

(Para seguir leyendo, pincha aquí) 

0 comentarios:

Publicar un comentario